Monday, April 17, 2006

Publicaciones

CAMPOS DE CASTILLA
1907-1917


RETRATO
(fragmento)

Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla…
Hay en mis venas gotas de sangre jacobina,
pero mi verso brota del manantial sereno,
y, mas que a un hombre que sabe su doctrina,
soy, en el buen sentido de la palabra, bueno.
¿Soy clásico o romántico? No se. Dejar quisiera
mi verso como deja el capitán su espada:
famosa por la mano viril que la blandiera,
no por el docto oficio del forjador preciada.


UN CRIMINAL
(fragmento)

El acusado es pálido y lampiño.
Arde en sus ojos una fosca lumbre,
que repugna a su máscara de niño
y ademán de piadosa mansedumbre.
Fue su crimen atroz. Hartóse un día
de los textos profanos y divinos,
sintió pesar del tiempo que perdía
enderezando hiperbátons latinos.
Enamoróse de una hermosa niña…


CANTARES

I
Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos
caminos sobre la mar.

II

Nunca perseguí la gloria
ni dejar en la memoria
de los hombres mi canción,
yo amo dos mundos sutiles
ingrávidos y gentiles
como pompas de jabón.
Me gusta verlos pintarse
de sol y grana, volar
bajo el cielo azul, temblar
súbitamente y quebrarse.

III
Caminante son tus huellas
El camino, y nada mas;
Caminante no hay camino,
Se hace camino al andar.
Al andar se hace camino,
Y al volver la vista atrás
Se ve la senda que nunca
Se ha de volver a pisar.
Caminante, no hay camino
Sino estelas en la mar.

ANTOLOGIA POETICA:
DEL CAMINO

PRELUDIO
(fragmento)

Mientras la sombra pasa de un santo amor,
hoy quiero poner un dulce salmo sobre mi viejo atril.
Acordare las notas del órgano severo
al suspirar fragante el pífano de abril.
Maduraran su aroma las poemas otoñales,
la mirra y el incienso salmodiarán su olor:
exhalaran su fresco perfume los rosales,
bajo la paz en sombra del tibio huerto en flor.
Al grave acorde lento de música y aroma,
la sola y vieja y noble razon de mi rezar
levantara su vuelo suave de paloma,
y la palabra blanca se levantara al azar.
HASTIO
(fragmento)

Pasan las horas del astío
por la estancia familiar,
el amplio cuarto sombrío
donde yo empecé a soñar.
Una música tristona,
una mazurca olvidada,
entre inocente y burlona
Mal teñida y mal soplada.
Y yo sentí el estupor del alma
cuando bosteza
el corazón, la cabeza,
y…morirse es lo mejor.



CONSEJOS
(fragmento)

Este amor que quiere ser
acaso pronto será;
pero ¿cuándo ha de volver
lo que acaba de pasar?
hoy dista mucho de ayer.
¡ayer es nunca jamás!

Moneda que está en la mano
quizás se deba guardar;
la monedita del alma
se pierde si no se da.

Publicaciones

ANTOLOGIA POETICA:
SOLEDADES, GALERIAS Y OTROS POEMAS
1899-1907



EL ENTIERRO DE UN AMIGO

Tierra le dieron una tarde horrible
del mes de julio, bajo el sol de fuego.
A un paso de la abierta sepultura
Habia unas rosas de podridos pétalos
Entre geranios de áspera fragancia
Y roja flor. El cielo puro y azul.
Corria un aire fuerte y seco.


RECUERDO INFANTIL
(fragmento)

Una tarde parda y fría
De invierno. Los colegiales estudian.
Monotonía de lluvia tras los cristales.
Es la clase. En un cartel se
representa a Caín fugitivo,
y muerto Abel,
junto a una mancha carmín.



CANTE HONDO

( fragmento)


Yo meditaba absorto, devanando
los hilos del hastío y la tristeza
cuando llegó a mi oído,
por la ventana de mi estancia abierta
a una caliente noche de verano,
el plañir de una copla soñolienta
quebrada por los trémolos sombríos
de las músicas magas de mi tierra.

Publicaciones

ANTOLOGIA POETICA:
PRIMERAS SOLEDADES


LA FUENTE
(fragmento)

Misterio de la fuente, en ti las horas
sus redes tejen de invisible hiedra;
cautivo en ti, mil tardes soñadoras
el símbolo adore de agua y piedra.
Aun no comprendo el mágico sonido
del agua, ni del mármol silencioso
el cejijunto gesto contorcido
y el éxtasis convulso y doloroso.


INVIERNO
(fragmento)

Hoy la carne aterida
al rojo hogar en el rincón oscuro
busca medrosa. El huracán frenético
ruge y silba, y el árbol esquelético
se abate en el jardín y azota el muro.
Llueve. Tras el cristal de la ventana
turbio, la tarde parda y rencorosa
se ve flotar en el paisaje yerto,
y la nube lejana
suda amarilla palidez muerto.


CENIT
(fragmento)

Me dijo el agua clara que reía,
bajo el sol, sobre el mármol de la fuente:
si te inquieta el enigma del presente
aprende el son de la salmodia mía.
Escucha bien en tu pénsil de Oriente
mi alegría canturía,
que en los tristes jardines de Occidente
recordaras mi risa clara y fría.

CREPÚSCULO
(fragmento)

Camine hacia la tarde de verano
para quemar, tras el azul del monte,
la mirra amarga de un amor lejano
en el ancho flamígero horizonte.
Roja nostalgia del corazón sentía,
sueños bermejos, que en el alma brotan
de lo inmerso inconsciente,
cual de región caótica y sombría
donde ígneos astros, como nubes, flotan
informes, en un cielo lactescente.

SIEMPRE QUE SALE EL ALMA
(fragmento)

Siempre que sale el alma de la oscura
galería de un sueño de congoja,
sobre un campo de luz tiende la vista
que un frío sol colora.
Surge el hastío de la luz; las vagas,
confusas, turbias formas
que poblaban el aire, se disipan,
ídolos del poeta, nebulosas
amadas de las vísperas carmíneas
que un sueño engendra y un oriente borra.

Cronologia de su vida

1875
Antonio Machado Ruiz nace en Sevilla el 26 de julio en el Palacio de las Dueñas. Dividido entonces en viviendas, era ocupado por diferentes familias. Machado dejará por escrito, en numerosas ocasiones, el recuerdo del patio, la fuente, el limonero y otras reminiscencias conservadas de la infancia.

1876
Nace la institución Libre de Enseñanza en cuyas aulas estudiará Machado durante seis cursos – de los 8 a los 14 años--.

1883
La familia Machado se traslada a Madrid. Su abuelo paterno, don Antonio Machado Núñez, fue expulsado de su cátedra en la universidad de Sevilla, es repuesto en la misma Universidad Central.

1899
Primer viaje a Paris donde, con su hermano Manuel, trabaja como traductor de la editorial Garnier. Su permanencia en la capital francesa es de unos cuatro meses.

1900
Termina sus estudios de bachillerato que había cursado de forma irregular y discontinua.

1902
Segundo viaje a París como canciller del Consulado de Guatemala. El cónsul interno era su amigo Enrique Gómez Carrillo, quien le procuró el empleo. En este viaje conoce a Rubén Darío. Su estancia en París también resulta breve. A finales del año publica “Soledades”, aunque figura en 1903 como año de edición.

1907
Gana una cátedra de francés. Elige la vacante del instituto de Soria donde toma posesión en mayo. Ese mismo año publica Soledades. Galerías. Otros poemas.

1909
Contrae matrimonio con Leonor Izquierdo Cuevas, cuyos padres tenían una pensión en Soria en la que estaba instalado el poeta.

1910
Tercer viaje a París pensionado por la Junta de Ampliación de Estudios. Le acompaña Leonor. Sigue las clases de Bédier y Bergson. Su mujer sufre una fuerte hemoptisis. Regresan a Soria con la ayuda económica de Rubén Darío.

1912
Publica Campos de Castilla. Semanas después muere Leonor. Machado solicita el traslado el Instituto de Baeza.

1917
Editorial Calleja publica sus Páginas Escogidas. La residencia de estudiantes edita sus Poesías completas.

1918
Se obtiene el título de licenciado en Filosofía. Machado ha cumplido 43 años.

1919
Cansado de la vida provinciana de Baeza, pide traslado al Instituto de Segovia.

1924
Publica su tercer libro Nuevas Canciones.

1926
Comienza la colaboración teatral con Manuel. La Institución Libre de Enseñanza rinde un homenaje a los dos hermanos.

1927
Es elegido Académico de la Lengua, cuyo discurso de ingreso no llegó a leerlo nunca.

1928
Conoce a Guiomar en Segovia. Publica la segunda edición de sus Poesías Completas.

1931
Proclamación de la República. Machado pertenece a la Agrupación de Servicio a la República. Se traslada al Instituto Calderón de la Barca, de Madrid.

1932
Es nombrado “hijo predilecto” de la ciudad de Soria.

1933
Tercera edición de Poesías Completas.

1935
Pasa al Instituto Cervantes de Madrid.

1936
Alzamiento militar del General Franco (18 de julio). En noviembre, Machado de traslada a Valencia. Cuarta edición de sus Poesías completas.

1937
Participa en el II Congreso Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura, que se celebra en Valencia. Pronuncia el “Discurso a las Juventudes Socialistas Unificadas”. Colabora en la revista Hora de España.

1938
En abril se traslada a Barcelona. Colabora en “La Vanguardia”.

1939
El 22 de enero, acompañado de su madre, abandona Barcelona camino a Francia. Se instala en Collioure, donde muere el 22 de febrero. Tres días después morirá su madre.

Antonio Machado
Antología Poética
Prologo y notas de Joaquín Benito de Lucas
Biblioteca Edad

La poesia de Machado



Para considerar la obra de Antonio Machado en conjunto, conviene seguir la evolución de sus tres principales etapas, que en su sucesión expresan una excepcional aventura de reflexión en busca del sentido vital, no menos hermosa y fecunda por haber fracasado.

Ante todo, el libro Soledades, galerías y otros poemas, recogiendo su lírica entre 1899 y 1907, presenta una poesía todavía de signo romántico, subjetivista, explorando el fondo del alma del poeta en busca de su acento más sincero, aunque ya con sentido de la imposibilidad de tal empresa. En rigor, tal pretensión de autenticidad a ultranza acabaría con la posibilidad de hacer versos: Antonio Machado, sin embargo, puede hacerlos gracias a que utiliza formas populares de su tierra sevillana que nombran, respecticamente, la situación anímica del poeta y uno de sus grandes símbolos, las «galerías», los corredores internos de su espíritu y de sus sueños.

Además, el poeta, para evitar el monólogo, establece diálogos con sus propios símbolos -la fuente, la primavera, la noche, etc.-, hasta llegar siempre al fondo de su búsqueda: el alma se escapa ante sí misma, no sólo porque se la lleva la corriente del tiempo, desgranada en días de ayer, sino también porque el fondo último del Yo resulta inaprehensible y se esquiva y se enajena cuando lo quiere captar la conciencia. Así lo expresa una de las poesías claves del libro: aquella en que el poeta pregunta a la Noche dónde está «su secreto», la raíz desde donde sus lágrimas pueden ser de veras suyas. Pero la Noche responde al poeta que ella tampoco lo sabe: al asomarse al fondo del alma del poeta, le ha hallado siempre «vagando en un borroso laberinto de espejos».
Agotado este intento, Antonio Machado desarrolla la segunda etapa de su obra y de su experiencia espiritual en abierto contraste con la primera. El libro Campos de Castilla (1912) centra esta nueva actitud de entrega a la objetividad del mundo externo, sobre todo en el gran símbolo del paisaje de Castilla. El poeta, desengañado de la pretensión de hallar dentro de sí mismo la verdad, se vuelve ardientemente hacia la visión realista de las cosas, y ahora busca insertarse con la tradición popular, no ya de la canción andaluza, sino del viejo Romancero castellano, como modelo de creación de «poemas de lo eterno humano».

Más aún: en esto se siente Antonio Machado precursor de una nueva época del sentir de la humanidad, extinguido ya el presuntuoso egoísmo de la lírica individualista del siglo XIX: «Amo mucho más la edad que se avecina y a los poetas que han de surgir cuando una tarea común apasione las almas.» Abundan en esta colección de poesías las de tema descriptivo, de entrañable intimidad con el paisaje castellano y, en ocasiones, con profunda preocupación por los problemas nacionales e históricos: la culminación de la tendencia que anima este libro, aunque no de su logro en la calidad, la tenemos en el largo romance La tierra de Alvargonzález, donde el poeta toma la crónica de un crimen pueblerino convirtiéndolo en leyenda lírica y en visión emocionada de los campos de Castilla.
Pero también se quiebra la esperanza del poeta, en esta etapa, de salir de su subjetivismo y, tomando contacto con las cosas y las gentes, quedar incluso abierto al Dios con que soñaba y a quien siempre iba «buscando entre la niebla». En coincidencia significativa, que rebasa la ocasión anecdótica, la muerte rompe entonces su matrimonio, que era la encarnación viva de su mejor esperanza humana. Castilla había sido también para él el hallazgo del amor; el profesor de francés del Instituto de Soria se había casado con una muchachita, sencillamente provinciana, que muere tres años más tarde. Y su desaparición es el símbolo del hundimiento en la gran empresa espiritual de Antonio Machado que, recaído en su soledad y su subjetividad, se vuelve gradualmente un pensador tan profundo como crítico, tan positivo y esperanzador para los demás como escéptico y desesperanzador para sí mismo.
El libro Nuevas canciones (1917-30) forma la transición hacia la etapa final de la obra de Antonio Machado, en parte prolongando temas y formas de Campos de Castilla, en parte volviendo a usar las formas del «cante hondo», pero ahora con un sentido más teórico que lírico, a modo de sentencias de honda filosofía, aparentemente sencillas, pero cargadas, sin embargo, de inagotable alcance reflexivo.
Comienza a predominar en su actividad la prosa sobre el verso. Primero son los apuntes de «arte poética» de su imaginario autor Juan de Mairena: luego, en 1936, será todo un libro bajo el nombre de este personaje apócrifo, seguido de unos cuantos inolvidables ensayos -sobre Heidegger, sobre la guerra, sobre Alemania...-. Pero ya los primeros pensamientos atribuidos a Mairena son algo más que teorización crítica sobre la propia poesía: Mairena, a su vez, alude a otro mítico autor, Abel Martín, que habría escrito una importante obra filosófica, cuyo resumen permite a Antonio Machado exponer, en forma irónica y sin comprometerse técnicamente con la filosofía, lo más hondo de su experiencia de pensador: el Ser, según Martín, tiende a desdoblarse, a ir a «lo Otro» -eso es el amor, en sentido metafísico-, pero ese «Otro» resulta en definitiva un espejismo, un nuevo encuentro con el mismo punto de partida.

BIOGRAFIA

(1875-1939) Poeta español, nacido en Sevilla y muerto en Collioure (Francia). Antonio Machado estudió en Madrid en la Institución Libre de Enseñanza, en cuyo ambiente laico se formaría su talante liberal y su ancho humanismo.
Después de una estancia en París (1899 - 1902), en donde conocería y haría amistad con Oscar Wilde, Pío Baroja, Rubén Darío y Jean Moréas, obtuvo la cátedra de francés en el Instituto de Soria (1907).
En esta ciudad conocería a Leonor Izquierdo, con quien contrajo matrimonio en 1909. Logró una beca para estudiar en París, donde asistió a las clases del filósofo Bergson, pero una grave enfermedad contraída por su esposa les obligó a regresar. La muerte de su esposa, ocurrida en 1912 a muy temprana edad, llenaría al poeta de melancolía y motivaría versos de dolorido acento. Ese mismo año pasó al Instituto de Baeza.
En 1919 se trasladó a Segovia, donde debió de conocer a la Guiomar de sus poemas, ocupando el tema amoroso y erótico un lugar importante en sus Nuevas canciones (1924). De 1926 a 1932 presentó con su hermano Manuel varias comedias dramáticas. En 1931 se trasladó definitivamente al Instituto Calderón de Madrid.
En 1927 Antonio Machado había sido elegido miembro de la Academia Española y en 1936, al producirse el estallido de la Guerra Civil, se adhirió con entusiasmo al bando republicano. Cuando se trasladó a Valencia colaboró de forma asidua en la revista Hora de España, entonces tribuna del pensamiento democrático.
En 1939, con la derrota del ejército republicano, sale Machado de España rumbo a Francia como él había dicho en uno de sus versos: «ligero de equipaje, casi desnudo, como los hijos de la mar». Estuvo primero en un campo de refugiados españoles, hasta que la mediación de un grupo de intelectuales franceses (Cassou, Aragon, Malraux, Mauriac) hizo que el gobierno francés le trasladara a un hotelito de Collioure, donde se produciría poco después la muerte de la madre del poeta y la de él mismo con tres días de intervalo.